¡Escríbanos ahora mismo!​

Iluminación Puntual ¿Qué es la luz focal?

Rentabilidad, economía, avance y confortabilidad, son algunas virtudes que se buscan en el momento de decidirse por una buena luminaria. Conocer y diferenciar las formas de iluminación es favorable para nuestros proyectos, así se ahorrará tiempo en errores evitables.

La luz focal o la iluminación puntual, es un estilo de iluminación que se usa para una tarea o actividad específica. Como su nombre lo indica, es usada para darle luz a puntos concretos, ya sea que se quiera destacar algún objeto, un lugar o simplemente para mejorar el rendimiento de la actividad que se vaya a realizar en el punto de instalación, son generalmente de luz cálida aproximadamente entre los 3.000°k a 5.000 °k, es muy importante el ángulo usado para su instalación ya que, si es muy extenso, se puede perder el foco. De igual forma, se debe cuidar la intensidad, ya que, si se exagera puede producir fatiga visual y dolores de cabeza.

Características de la iluminación focal:

Las características que posee la luz focal o puntual, es la centralización y potencia que maneja; se utiliza en locales comerciales, logra resaltar objetos y atraer miradas. Es conocida por ser la luz de trabajo, ya que a través del uso de esta luz se puede conseguir una visión más precisa, lo que permite tener mayor facilidad a la hora de ejecutar diferentes actividades: lectura, escritura, digitalización o también labores domésticas: cortar, picar, o en talleres de manualidades o de costura, entre otros.

La ventaja del uso de este tipo de luces es obtener una cantidad de luz proporcional acorde a cada puesto donde se vaya a realizar una labor. Esta luz focal también se integra y se adapta a otras entradas de fuentes de luz, como natural o iluminación general.

Es también versátil y moderna en sus diseños, vienen en presentación flexo o de suspensión, lo que las hace perfectas no solo para tareas puntuales, sino también complementan los espacios interiores con sus sorprendentes diseños.

¿Cuál es la temperatura de luz que debería tener la iluminación focal?

La temperatura y la intensidad de luz de estas lámparas son claves para tenerlas en cuenta, para así lograr que su uso sea práctico y asertivo. Recordemos que hay diferentes tipos de color de luz, según el espacio o la actividad que se vaya a realizar.

Por lo general suele utilizarse un color de luz diurna con este tipo de luminarias, ya que esta simula la luz del día, generando en el cuerpo humano, un estado de alerta de forma natural que trae consigo más concentración y rendimiento en las labores. Aunque, no siempre se usará la luz diurna en estas lámparas; es necesario detectar qué otras luces estarían trabajando gradualmente en los espacios generales, para no generar choques de temperatura, sombras o deslumbramientos cuando estas se junten.

Usos de la iluminación focal:

  • Rieles y empotrables: Perfectos para baños, cocinas, gabinetes, bibliotecas, entre otras.
  • Lámparas: Pueden usarse en salas de estar, habitaciones, cuartos de lectura, cocinas. También para oficinas con lámparas de pie o suspendidas, talleres artesanales o de costura, consultorios y salas de cirugía.
  • Reflectores: son usuales en postes, techos, pisos y campos abiertos.